sábado, 24 de octubre de 2009

Aquella primera soledad



"Si perdí la razón no fue por amor...fue por soledad". Andrés Calamaro.

Fue de aquella primera soledad, del tiempo desahuciado de caricias, de los gritos,
de la costumbre de esperar sus nadas, de la rabia locura, de la locura callada.

Fue hace mucho y desde siempre.

Y no en tu nombre ni en tus manos, ni en las suyas,
fue hace tanto...

Cogió la puerta para irse. No ha vuelto. Y ya fueron para otros las puertas rotas de después,
y aunque los adioses recién venidos parecían nuevos y terribles...
sólo eran un ensayo del duelo aquel, sin estrenar.

Lo que te lloré se lo debo.
Lo que me diste, fue para otro.

3 comentarios:

Eugenio dijo...

Es así cuando no se aprovecha lo que se tiene y se dice adiós, otros vendrán, pero siempre se quedará aquél recuerdo de la primera vez, aunque ya no duela.

Los días siempre son nuevos mi querida amiga.

Besos

Nata dijo...

no me cabe duda, qué bueno hacerse consciente...!!

Anónimo dijo...

ojala todos fueramos unos bonobos y nos dejaramos de apegos =)